Desalojo de Chuqui deja a 18 dirigentes detenidos y llamado a asamblea general

Con la intervención de las Fuerzas Especiales de Carabineros terminó ayer la toma de los principales accesos y caminos internos de la división Codelco Chuquicamata, que desde el mediodía del miércoles permanecían bloqueados por los dirigentes de los Sindicatos de Trabajadores N°1, 2 y 3 de la minera, que exigían un reunión con el gerente general de la cuprera estatal, Mauricio Barraza.

Procedimiento que finalizó cerca de las 11 horas con el desalojo de las áreas industriales y la detención por desórdenes de 18 dirigentes, quien fueron trasladados a la Primera Comisaria de Calama, donde permanecieron en un calabozo por aproximadamente tres horas.

Siguen en alerta

Tras quedar en libertad y en representación de toda la dirigencia movilizada de Chuquicamata, la presidenta del Sindicato N°2, Liliana Ugarte, dijo que “estamos muy satisfechos con la movilización que hemos realizado en conjunto con los trabajadores. Hace mucho tiempo que no se veía una acción con tanta unidad, con tanta participación, compromiso, y queremos decirles que esta lucha recién empieza”.

“Queremos llamar a los trabajadores a asumir sus labores con tranquilidad y que se reúnan este viernes con nosotros en asamblea, cuyo lugar y hora les comunicaremos oportunamente. Reitero nuestra inmensa gratitud por el compromiso y apoyo que nos prestaron. Esta fue solo una batalla de la gran guerra que se avecina”, advirtió la dirigente.

Aspectos legales

Respecto de la detención de los trabajadores, la asesora jurídica del Sindicato N°1, Margot Fernández explicó que los 18 dirigentes fueron ingresados en calidad de detenidos a la unidad policial de Granaderos, sin ser pasados a audiencia de control de detención, pues fueron imputados por desórdenes y como esa figura no constituye un delito, se determinó su libertad con citación a un proceso penal posterior.

La abogada detalló, además, que la Dirección Nacional del Trabajo tomó la iniciativa de convocar a las partes a una audiencia de mediación, “porque seguramente la autoridad política del país ha entendido que en Chuquicamata hay conflictos desde hace varios meses y que parece que tiende a escalar. Eso es lo que nosotros leímos de lo que está pasando”.

Resolución exenta

La gobernadora provincial María Bernarda Jopia detalló que a las 14.30 horas del miércoles, la división Chuquicamata solicitó la presencia de carabineros y la reapertura de las principales puertas de la minera de Codelco. Fue así que a las 19.00 horas de ese mismo día emitió una resolución exenta le dio la facultad a la policía uniformada para intervenir.

“Hoy a las 07.15 de la mañana -precisó- fui comunicada por parte del comandante Marcelo Arancibia, que los candados de las puertas 2 y 4 habían sido abiertos y por lo tanto el transito era nuevamente libre y expedito para todos los trabajadores de Chuquicamata”.

Sin embargo, los dirigentes quisieron cercar los ingresos por dentro de manera de impedir el ingreso y salida de los trabajadores nuevamente, por lo que fueron detenidos. “Eso no era posible, no podemos permitirlo, pues los trabajadores tienen derecho a ingresar a sus labores y también a salir de su lugar de trabajo y volver a su hogar”, explicó la autoridad.

Jopia, quien destacó que la movilización comenzó de forma pacífica particularmente en el Hospital del Cobre; llamó a ambas partes a favorecer y facilitar el diálogo, al mismo tiempo que se ofreció para mediar entre la empresa y los trabajadores, y buscar soluciones a sus conflictos.

Movilización ilegal

Por su parte, la administración de Chuquicamata precisó que entre la jornada del miércoles y la del jueves, dirigentes rol B de los sindicatos 1, 2 y 3 llevaron a cabo manifestaciones, que interrumpieron el desplazamiento normal de las personas desde y hacia las faenas”.

“Movilización ilegal -recalcó la cuprífera- que rechazamos y seguimos sin comprender, puesto que hemos mantenido todos los canales de comunicación abiertos y ejerciendo el rol que a cada una de las partes le corresponde. La transformación de Chuquicamata es un proceso irreversible y cuyo único objetivo es asegurar la sobrevivencia de la división, como una fuente de trabajo sustentable para miles de personas y de excedentes para el país. Si Chuquicamata no cambia desaparece”.

La empresa comunicó además que “este proceso de transformación se está haciendo entre todas y todos, con el diálogo y la participación directa de cada una las trabajadoras y trabajadores, entendiendo que la empleabilidad se gana con resultados y una buena gestión. Ejemplo de ello, es el compromiso demostrado por muchas y muchos de nuestros trabajadores en estas jornadas, haciendo los esfuerzos necesarios para concurrir a sus puestos de trabajo para cuidar los activos y mantener la continuidad de marcha de las operaciones y procesos. Gracias a todas las personas que hicieron posible que Chuquicamata ayer cumpliera con sus metas productivas diarias”.

La responsabilidad de hacer viable a Chuquicamata -continúo Codelco en un comunicado- “es de cada una y cada uno de los trabajadores de Chuquicamata, teniendo como base la participación y el compromiso con esta empresa estatal que pertenece a todas las chilenas y chilenos. El llamado a la dirigencia sindical es a sumarse al proceso de transformación y a construir el presente y futuro de nuestra empresa en forma colaborativa”.

Oficiará a carabineros

El senador Pedro Araya calificó como “injustificable y desproporcionada” la fuerza utilizada por Carabineros en la detención de los dirigentes sindicales de Chuquicamata y anunció que oficiará a la institución por este procedimiento.

“Aquí no estamos hablando de delincuentes ni mucho menos. Son dirigentes de trabajadores que durante años han mostrado seriedad para llevar a cabo las demandas laborales de sus asociados, de ahí que es desproporcionada la violencia utilizada por los efectivos policiales y es necesario que el alto mando de la institución realice una investigación sobre el proceder en este caso”, expresó.

Araya también se refirió al rol que juega Codelco en el conflicto: “No pueden mandar a reprimir a sus dirigentes. Esto debe parar, pues la directiva de una estatal como esta no puede dar la señal que ante la primera diferencia con sus trabajadores los mande a apalear. Lo que se ha vivido aquí es de extrema gravedad y es no entender nada la relación que Codelco debe mantener con sus trabajadores. Si no estaban preparados para hacerse cargo de la empresa, entonces que renuncien”.

Por último, el parlamentario anunció que oficiará a Carabineros para que se lleve a cabo una investigación que determine eventuales responsabilidades por abuso en el uso de la fuerza pública y también indicó, como lo hizo Jopia, que si es necesario está dispuesto a mediar entre los trabajadores y la empresa, siempre y cuando situaciones como estas se detengan.

Mercurio Calama

PRECIO DEL COBRE US$/lb
ECONOMÍA
GALERÍAS DE FOTOS
AUSPICIADORES
USUARIOS
Total de Visitas
contador de visitas gratis
Usuarios Online
contador online