Recuerdan a 26 ejecutados y detenidos desaparecidos víctimas de la Caravana

La Caravana de la Muerte, liderada por Sergio Arellano Stark, llegó a Calama el viernes 19 de octubre de 1973 para detener entre las 15 y las 18 horas a 26 personas que, tras un supuesto consejo de guerra, fueron fusiladas y dejadas camino a San Pedro de Atacama, donde hoy se erige el Parque Para la Preservación de la Memoria Histórica.

“Fusilaron a 26 hombres, hijos, padres, esposos, y le quitaron la vida no tan solo a ellos sino que también a sus familias”, relató durante el acto realizado en el frontis del edificio de Codelco, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados y Detenidos Desaparecidos Políticos de Calama (Afeddep), Violeta Berríos, a 45 años de los hechos.

“Muchos los han olvidado, pero mientras estemos nosotros y estén ustedes aquí acompañándonos, ellos se mantienen vivos. Nosotros tenemos el recuerdo presente y no lo tenemos solamente el 19 de octubre, lo tenemos todos los días del año. Ojalá Dios nos dé fuerzas para seguir luchando y ver una pequeña justicia en Chile”, agregó la dirigente que perdió a su marido Mario Argüelles, asesinado a los 34 años de edad.

Trabajadores

“Quiero expresar mi más profunda admiración por estas mujeres que por 45 años de sus vidas han buscado verdad y justicia, luchando por encontrar a sus seres queridos que por el solo hecho de querer un Chile mejor, fueron objeto de persecuciones, torturas y muertes que marcaron la historia de nuestro país”, expresó por su parte y en representación de los trabajadores y supervisores de Chuquicamata, la presidenta del sindicato N°1, Cecilia González.

“Son madres, hijas e hijos que al pasar de los años han demostrado al mundo que la esperanza es lo último que se pierde y que a pesar de las dificultades que han encontrado, no han escatimado esfuerzo alguno en encontrar la verdad de una represión despiadada, planificada y dirigida por el Estado para eliminar todo tipo de oposición que se interpusiera”, agregó la dirigente.

El presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), Manuel Ahumada, por su parte, sostuvo que “acompañar es el acto mínimo que podemos hacer las organizaciones sindicales y sobre todo las nuevas generaciones que se organizan, pero no solo acompañar en estas fechas, sino que acompañar en la búsqueda de verdad, justicia y no permitir la impunidad, porque la impunidad de ayer, son las injusticias que vivimos hoy y la vulneración de los derechos humanos que sufrimos hoy”.

Tras la romería en el frontis del edificio corporativo, los familiares y amigos de las víctimas se reunieron a 13 kilómetros de Calama, en el memorial del Parque Para la Preservación de la Memoria Histórica, para participar en el acto central por los 45 años.

Mercurio Calama

PRECIO DEL COBRE US$/lb
ECONOMÍA
GALERÍAS DE FOTOS
AUSPICIADORES
USUARIOS
Total de Visitas
contador de visitas gratis
Usuarios Online
contador online